Ropa de trabajo y apariencia: ¿Ayuda a la conversión?

Este es un artículo algo offtopic, aprovechando que ya acaban las fechas de vacaciones y habrá que ponerse las pilas con temas más técnicos, hoy será más distendido y hablaré un poco de mi visión acerca de la profesionalidad y la necesidad de aparentar por delante de otros valores principales. Después de varios años de trato con el cliente, tienes muchas experiencias, vivencias y visiones de cara a la conversión de tu trabajo. Seguramente por deformación profesional contabilizas hasta las reuniones, a fin de ver cómo generas una mayor tasa de conversión con tus clientes.

Veamos los diferentes pasos que se establecen en un cita con un cliente para sacar conclusiones:

Paso 1: Búsqueda y encuentro del profesional

En el caso de los SEOs este paso suele ser gracias a tu trabajo, a lo bien o mal que lo realizas. Digo “suele” porque en algunos casos el boca a boca te genera clientes y en otros casos tus habilidades como vendedor en eventos te pueden generar otras tantas. En mi caso particular, el 75% de mis clientes vienen derivados de Google, 20% de referencias por clientes satisfechos y el resto de círculo de amistades. Una vez que un cliente te encuentra pueden pasar dos cosas:

Paso 2 A: Contacto por mail o teléfono

Si el contacto es telefónico o por mail, aquí todas las empresas están a priori las mismas opciones, simplemente tienes que saber venderte en algunos casos o como a mi personalmente me gusta trabajar, decirle al cliente lo que necesita. Yo valoro mucho mi tiempo, no me gusta hacer perder el tiempo a la gente, si alguien te contacta es porque necesita algo de ti, por lo que entonces le diré, desde mi punto de vista, qué es lo que necesita realmente. Aquí analizaré cómo creo que debería hacerlo en base a mi experiencia y necesidades del proyecto y por último le diré las diferentes opciones que tiene para llevarlo a cabo. Esto implica en explicarle además de mi propuesta, las diferentes empresas que existen y que desde mi punto de vista son opciones para llegar a buen puerto, en mi caso le hablaré de PosicionamientoWeb.cat, PosicionarWeb o Rodanet, por nombrar alguna empresa, que sé que cuenta con buenos profesionales.

Paso 2 B: Contacto presencial

En algunos casos los clientes, quieren poner cara y ojos a las personas con las que trabajan y en este punto es donde entra el tema del artículo de hoy.

¿Tengo que ir arreglado a una reunión? ¿Puedo ir informal? ¿Ropa de trabajo o casual?

Este punto puede parecer una tontería, pero la primera impresión hace mucho. Yo por mi educación o forma de ser cuando quedo con un cliente tiendo a arreglarme un poco, ¿Esto es necesario? Pues sinceramente no lo creo. Una vez que pasas la primera impresión, la gente está buscando un profesional o grupo de profesionales que realicen su trabajo de la forma más eficiente posible, no buscan una persona que le presente un traje de Armani o unas instalaciones increíbles, sino una presenta que sea un buen profesional y que te de confianza y  demuestre que sabe de lo que habla.

¿Entonces puedo ir de cualquier forma?

De igual forma que una buena vestimenta no te va a asegurar un venta, tampoco te va a quitar puntos, sino todo lo contrario. Creo que presentar una buena imagen o demostrar que eres una persona elegante tanto en tu trabajo como con el trato con la gente es algo que puede ayudar en gran medida al cierre de un cliente, de hecho cuando ya tienes más confianza con los clientes y les preguntas por curiosidad te admiten que la presencia es una pieza que no hizo decantarse por tu persona, pero que sí hizo descartar a otro profesional por ti.

Y lo que está claro es que como bien nos comentan los expertos en ropa de trabajo www.naisa.es hay trabajos en los que un vestuario es algo más que una forma de cerrar un cliente es una forma de trabajar de la manera adecuada.

 

Artículos relacionados
Deja tu respuesta