Consecuencias del cierre de Google News en España

Le dijimos adiós el 16 de diciembre de 2014 a la presencia de Google News en España pues la nueva Ley de la Propiedad Intelectual incluía una compensación económica irrenunciable para los editores de noticias españoles por parte de los agregadores de noticias que indexen sus contenidos o de lo contrario se exponen a ser cerrados y pagar una multa de hasta 600.000 euros.

cierre de google news españa

Cierre de Google News en España

Pasado algo más del mes del cierre del servicio de agregación de noticias – y pensar que en su momento recomendé cómo darse de alta en Google News-, las consecuencias afloran y aquí estamos observando y analizando datos con creciente preocupación. En mi caso que formaba parte de GoogleNews afortunadamente vivimos de este tráfico pese a que se ha notado, otros no tienen tanta suerte.

No indexación, menos tráfico

Como las noticias provenientes de medios españoles no son indexadas por Google News, el bajón drástico en el tráfico ya se nota y en los próximos meses irá en aumento.

Nada ha cambiado en el buscador

Google afirmó que la decisión solo afectará a Google News y que «los usuarios solo tendrán que ser más activos a la hora de encontrar las noticias de los medios españoles», pero que para nada serán tocados los algoritmos generales del buscador en detrimento del posicionamiento de los medios de prensa del país. Crucemos los dedos para que así sea y estemos alertas. Es evidente que Google News espera que le pidamos de rodillas su regreso.

Adiós al mercado en Latinoamérica

El mercado latinoamericano en muchos aspectos usaba como referencia los medios españoles y sus contenidos. Ahora da igual si estás en Colombia, México, Costa Rica o Venezuela, al hacer clic en la pestaña Internacional de su Google News, no estaremos presentes. ¡Y esperemos que tengan suficiente memoria para recordar los nombres de las fuentes españolas que usualmente consultaban!

El movimiento progresivo hacia Yahoo! Noticias

A pesar de sus titulares sensacionalistas, a pesar de sus noticias de dudosa veracidad y a veces poco valor informativo, muchos usuarios se han pasado a Yahoo! Noticias –que también está afectada por la LPI, pero que no definen sus pasos. Para los usuarios es difícil renunciar a saber cómo amanece el mundo cada día; y aunque Yahoo! Noticias no es la mejor opción, es cómoda.

El boom de alternativas

Flipboard, Zite, Pulse, Prismatic son aplicaciones favorecidas por el cierre de Google News en España, pues con ellas los usuarios pueden agregar los medios que desean leer y elegir lo más relevante de determinadas temáticas. También los usuarios empiezan a recurrir a los lectores RSS. Basta con introducir los feeds de las fuentes y el archivo RSS automáticamente nos dará la información cuando se produzcan actualizaciones en los contenidos de las webs.

El boom de cierres y afectados

Como era de esperar, no solo Google News ha cerrado. Hay muchas empresas españolas que siguen idéntico camino o han tenido que hacer importantes reformas internas para no desembolsar el “canon AEDE”. Algunas de las plataformas afectadas son: Series.ly, Desdeunlugarmejor, Elite Torrent, papyrefb2, Planeta Lúdico, Planet Ubuntu, NiagaRank, MagnoVideo, Multifriki, InfoAliment y la lista seguirá creciendo.

Los miedos de la AEDE

La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), que fueron quienes propusieron el canon, siguen sin saber los precios que aplicarán y están algo nerviosos tratando de llevar a la mesa de negociaciones a Richard Gingras, el responsable de Google News, y además califican de apresurada la decisión del gigante de Mountain View.

No sé si lo conseguirán, pero la avaricia es un saco sin fondo muy pesado arrastrar a cuestas. La AEDE pidió mediante un comunicado «la intervención de las autoridades españolas y comunitarias, y de las autoridades de la competencia, para proteger de manera eficaz los derechos de los ciudadanos y de las empresas». Es risible.

El ridículo español

En el año 2013 Alemania, desde una vieja relación de amor-odio con Google –sentimientos contradictorios que muchos sostenemos–, decidió aplicar un canon similar. En breve tiempo reconocieron que fue un fracaso.

Si en España tuviéramos un poco de memoria, no fuéramos de un ridículo a otro y dedicáramos nuestras energías a causas mayores como salvar el talento profesional que se escapa al resto de Europa, multiplicar las iniciativas empresariales, apoyar la investigación científica y apostar por un progreso social sostenible. Pagaremos muy caro la falta de sentido común. No me gusta ser pesimista, pero nos queda mucho tropezón por sufrir si no abrimos los ojos e insistimos vivir dentro de un paréntesis que niega la realidad.

Artículos relacionados
Deja tu respuesta